¿Qué producto elijo?
Publicado por      05/19/2020 22:03:12     Noticias Ondinate    0 Comentarios
¿Qué producto elijo?

 

 

 

  --> Mi vecina dice que ha encontrado la crema de su vida, no piensa cambiar más ¡porque lo tiene todo! Hidrata, repara, quita las arrugas y te hace parecer buda, sobretodo porque ha de vaciar el bolsillo cada vez que la repone.

 

  --> Pues yo no me gasto un dineral en cremas ni loca. Prefiero pagar la mitad y con lo que me sobra me voy de spa.

 

  --> Ya bueno, cada una somos un mundo…

 

 

¿Te suena de algo esto?

Las prioridades y circunstancias personales de cada individuo van a influir por completo en sus decisiones de consumo.

 

Personalmente, ya no compraría jamás un cepillo de dientes en el supermercado y sin embargo lo he hecho decenas de veces a lo largo de mi vida, por absoluto desconocimiento.

 

Básicamente, esto es un “Yo soy yo y mis circunstancias”

 

 

Si algo estoy aprendiendo desde que creé Ondínate es a no juzgar.

 

He escuchado cosas del tipo “es que tus jabones van envueltos en papel kraft y cinta de algodón y para fabricarlo se gastan muchos recursos” (te lo prometo, además fue al poco de abrir y todavía no estaba tan curtida, puedes figurarte mi cara de póker).

Me esmeré en explicarle que ese papel Kraft es reutilizado y proviene en gran parte de los embalajes de mis proveedores, peeeeero no me hizo ni caso.

 

 

Haters aparte, con lo que más me encuentro es con personas que están empezando, tienen muchísimas ganas de aprender y están hechas un auténtico lío.

 

Quizá seas una de ellas, así que te tiendo mi mano para iniciarte en esta forma de vida, da muchas satisfacciones.

 

El Greenwashing lo está haciendo bien. Digamos que empresas poco o cero comprometidas con la causa medioambiental lavan su imagen para que sigamos comprándoles. ¿Cómo? Pues con cosas así;


 

 - Destacar un ingrediente o característica natural por encima de los demás, aunque solamente sea un 2% del producto.

 - Poner etiquetas del tipo “natural” que no están legalmente reguladas.

 - Usar como color predominante en sus envases el verde, en todas sus formas.

 - Engañar directamente al consumidor con frases tan típicas y absurdas como “no testado en animales”, “sin X ingrediente con mala fama (pero no te cuento lo que sí que lleva), etc.

 

 

Vale y entonces Ana, ¿Por dónde empiezo?

 

 

¡¡¡Pues por leer!!!

 

 

En las etiquetas aparece todo. Hazlo en productos de cosmética como los nuestros, pero sobretodo en la alimentación.

 

En la próxima compra, párate a leer un par de marcas de queso rallado por ejemplo. Sus ingredientes deberían ser leche + cuajo + sal.

Vas a alucinar.

 

Quiero que partas de la base de que no hay nada bueno o malo.

 

La información es poder y conforme vayas aumentando tu conocimiento irás haciendo mejores elecciones.

Es preferible hacer 2 cosas bien y mantenerlas en el tiempo que pretender hacerlo todo perfecto y desistir en el intento.

Ya te adelanto que ser una perfecta imperfecta es la leche.

 

 

En nuestra tienda puedes encontrar productos BIO de cultivo ecológico, 100% vegetales, artesanales y sin gota de plástico.

Pero también vas a encontrar productos vegetales no BIO, y no pasa nada. No todos estamos en el mismo punto.

 

 

¿Qué parte de la balanza se inclinaría más en tu vida?

Un jabón sólido para el cuerpo fabricado con aceites de calidad alimentaria NO BIO y colorantes procedentes de la naturaleza añadidos.

O quizás agua mezclada con jabón y químicos dentro de un bote de plástico.

 

 

Mentiría si te digo que creo que el plástico es el demonio de esta sociedad. Lo que tengo claro que sí lo es, es nuestra forma de consumo.

La cultura del USAR Y TIRAR. Nuestros padres y abuelos remendaban los “sietes” de los pantalones, tenían televisiones indestructibles, vajillas que pasaban de generación en generación, etc.

 

¡¡¡Y ahora hay muchas cosas que ni siquiera se pueden reparar!!!! O si se puede, cuesta más dinero la reparación que comprar el artículo nuevo y actualizado.

 

 

En mi Ondínate no hay nada de eso, los artículos son elegidos con mucho mimo y esmero para que duren años (salvo los consumibles) y por consiguiente sean sostenibles y generen el mínimo residuo.

 

 

Cada cambio por pequeñito que sea, cuenta.

 

Compartir esta noticia:

Dejar Respuesta

* Nombre
* E-mail: no se publicará
   Web Escribir web con http://)
* Comentario
Código